lunes, 6 de marzo de 2017

Entrevista a Marco Sánchez Becerra, empresario y luchador contra la ELA

Marco Antonio Sánchez Becerra, es empresario y, sobre todo, persona. Y con ambas capacidades afrontar ahora el reto que supone padecer una enfermedad rara como la ELA.
Conversador que convierte la tertulia en un momento especial. Entrañable, amistoso y optimista. Sintoniza con facilidad gracias a su gran capacidad de escucha y empatía. Es empresario, pero no por eso olvida su responsabilidad social con su equipo, con su gente, con sus clientes ni con sus alumnos, a los que gusta escuchar. Comprometido en tareas sociales, solidarias y también deportivas, disfruta aportando algo de sí a los demás. Y siempre gana. Recibimos su visita en el Foro Vision Rotary del Rotary Club Badajoz.




1. ¿Qué recuerdos guardas de la infancia y la adolescencia en tu casa? ¿qué valores se vivían?
El recuerdo de mi primera infancia es formar parte de una familia numerosa, en un pueblo de Tierra de Barros, Solana, con abuelos, primos y tios cercanos, con la calle como única “red social, donde jugábamos a todas horas sin aparente control.
Recuerdo que nuestro traslado a Badajoz, con apenas 11 añitos, llevó aparejada la decisión de que fuera elegido entre mis hermanos para ir a estudiar a la Universidad Laboral de Cheste, en Valencia. Era mucha la distancia que me separaba de mis seres queridos y de mi pueblo, y del de mi padre, Jarandilla de la Vera, en donde, verano  tras verano, revivía experiencias fantásticas en un entorno familiar y paisajístico inmejorable.
Del periodo de Cheste recuerdo que me aportó habilidades emprendedoras de una gran utilidad y a las que estoy sinceramente agradecido.
El crisol de mis valores son pueblo, familia, amigos, solidaridad, las ganas de ser felices y divertidos, no nos saltábamos ninguna festividad. No tengo sino ¡una sonrisa por tantos agradecimientos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario