lunes, 27 de marzo de 2017

El valor de los silencios

El silencio tiene un potencial comunicativo que despreciamos. La palabra por si misma, solo supone un pequeño porcentaje de la comunicación, Existen factores muchos más relevantes para una comunicación efectiva y fluida. El tono, el volumen, la velocidad de la palabra es una de ellas. Pero sobre todo la comunicación no verbal. Los silencios podría estar en uno de estos dos factores y, según el ámbito en que se utilice puede ser demoledora o halagadora.

Hacemos estas reflexiones en la seguridad que descubrirás el significado de algunos de tus silencios o de algún otro que hayas "escuchado".




Conversar es el ejercicio básico de la comunicación. En ese sencillo acto se produce un gran número de fenómenos en los individuos entre los que se desarrolla la conversación. Sin conciencia de ello, afloran experiencias pasadas; expectativas del resultado a obtener; su presente y su futuro; sus necesidades y motivaciones; temores o efusiones de las posibles consecuencias de una acción o de un suceso anterior; surgen las emociones y muchas más variables que se encuadran, como un todo, en el contexto en que se produce el encuentro.
Normalmente en una conversación se habla, se intercambia información. En la comunicación, el impacto de las palabras supone tan solo un 7% del mensaje, el 38% es el sonido, el tono y la inflexión de la voz. El resto, nada más y nada menos que el 55%, son los gestos, los movimientos del cuerpo y del rostro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario