viernes, 15 de septiembre de 2017

Entrevista a Raquel Alonso, Diputada del PP en el Congreso

Raquel Alonso Hernández es Diputada del Partido Popular en el Congreso por Valladolid.

Poco contaba Raquel Alonso que en tan solo unos meses, tuviera que añadir a ser Concejala en Alaejos, ser también Diputada en el Congreso por Valladolid, convirtiéndose en la más joven de la legislatura. Solo por eso, y además por ser mujer, tiene muchas miradas sobre ella, mezcla de curiosidad y de expectación. En el pasado Congreso Provincial del Partido Popular de Valladolid fue nombrada Vicesecretaria de Acción Social y Educación.

Estudió Arquitectura en la Escuela Técnica Superior de Valladolid, especializándose en Urbanismo, Desarrollo Urbano y Desarrollo Arquitectónico en la Universidad de Hamburgo.

Enamorada de la arquitectura y pese a las responsabilidades actuales, quiere seguir ejerciéndola profesionalmente en el futuro. Las preguntas, de coaching político sobre valores, la han hecho reflexionar.




La máxima aspiración de un político es llegar al Congreso de los Diputados. Llegas y te conviertes en la diputada más joven de la legislatura. ¿Qué sentiste cuando entraste por primera vez en 'el templo de la soberanía popular'?

Estaba muy nerviosa. Solo había visto el Congreso de los Diputados por la televisión y no me terminaba de creer que yo estuviera ahí. Incluso un funcionario del Congreso le preguntó a una compañera si yo era su hija que había venido de visita. Esperaba despertarme de un momento a otro y ver que estaba en el estudio de arquitectura trabajando.

Al margen de los nervios, también estaba tremendamente ilusionada y emocionada. Todo era nuevo y tenía y tengo muchas ganas de trabajar por mi país.

En pocos meses tomas responsabilidades en la polítíca activa: en la local asumes una concejalía en Alaejos, tu pueblo, y poco después, en la nacional, eres Diputada en el Congreso. ¿Qué significa para ti asumir responsabilidades?

Precisamente significa "responsabilidad". Saber que las decisiones que tomas diariamente tienen efecto inmediato sobre la vida de todos los ciudadanos hace que piense mucho más en todo.

Leer más >>>>

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Galardonado con el "Napólitans"

Los también llamados "Óscar" de la consultoría política son los premios concedidos a los mejores profesionales del año en el sector.

Hace pocas horas he llegado de Washington. Al igual que el año pasado, me había comunicado que había sido nominado como Mejor Blog Político del año por la Washington Academy of Political Arts and Sciences, academia integrada por profesionales de la consultoría política, tanto de Europa como de América.



A diferencia de entonces, en el que el ganador en esta categoría se determinaba por votación popular en Facebook, este año sería los propios miembros de la Academia quienes elegirían al ganador de entre los nominados. Considero que la sola nominación ya es un aval profesional importante porque supone estar entre los mejores blogs de contenido políticos de más de veinte países. Con ella me sentía suficientemente gratificado, pero quise asistir para poder conocer y estar con quienes comparten un ideal profesional similar y con quienes aspiran a ofrecer, desde distintas perspectivas, la mejor cara de la política y de los políticos. Resulto ser una aventura excepcional.

Durante la Gala de entrega de premios y tras la incertidumbre del momento, tuve la fortuna de ser galardonado con un "Napólitans", denominación que reciben las estatuillas  de los Napolitan Victory Awards que concede la Academia, como Mejor Blog Político del año. Todo un orgullo.

Los "Napólitans" son también llamados los "Óscar" de la consultoría política, pues son los premios concedidos a los mejores trabajos del año en este sector. Su convocatoria se extiende a más de 20 países e incluye gran variedad de categorías, desde campañas electorales hasta espots políticos en radio y televisión, así como tecnología aplicada. Toman su nombre de Joseph Napolitan, consultor que es reconocido como "padre" en este campo de actividad política, recordado por su participación en las principales campañas de la segunda mitad del siglo XX, fallecido en 2013.

Leer más >>>

sábado, 26 de agosto de 2017

La política no debe ser una opción laboral

En la campaña de las elecciones generales del 20D, se presentaron por primera vez en España dos nuevos partidos políticos cuyas posibilidades eran desconocidas. Existía una alta expectación no solo por los ciudadanos y por los partidos tradicionales, sino también por ellos mismos, sorprendidos de los resultados que les auguraban las encuestas. En estas formaciones militaban una inmensa mayoría de personas que, aunque con inquietudes, ni tenían experiencia política previa o esta había sido frustrada en los partidos tradicionales, ni, en muchos casos, conocían el funcionamiento de las instituciones a las que se presentaban. Tampoco habían trabajado antes en nada.



Esta circunstancia hizo que uno de los argumentos del partido en el gobierno, el Partido Popular, fuera la solvencia de su dilatada experiencia en contraste a lo incierto y a la inseguridad de la bisoñez de los demás. Tanto es así que la Secretaria General del PP, María Dolores de Cospedal, durante un mitin en Tarancón, lanzó un mensaje claro: “para ser Presidente del Gobierno hay que venir aprendido de casa”. De los cuatro principales candidatos, tan solo Mariano Rajoy podía presentar una amplia experiencia en distintas áreas del gobierno, mientras que ningungo de sus adversarios podía presentar siquiera una concejalía de gobierno donde pudiera haberse fogueado.

El mensaje de María Dolores de Cospedal hubiera sido contundente, si en el grupo humano que nos legisla y gobierna -sea de cualquier partido político, tanto en los viejos como en los nuevos, y en todas las instituciones-, ejerciendo como concejales, alcaldes, diputados provinciales, parlamentarios autonómicos, senadores, diputados en Cortes, miembros del Gobierno del Estado o de Comunidades Autónomas, no tuvieran una importante presencia personas que ni tienen experiencia laboral al margen de la política, ni formación que acredite de alguna manera el "venir aprendido de casa".

Porque para ser político, aspirar a un escaño o a un cargo público, ocuparlo y ejercer sus funciones, no es necesario absolutamente nada. Nada. Ni tan siquiera titulación universitaria y, mucho menos, haber tenido experiencia laboral previa, bien en la Administración Pública o bien en la empresa privada.

Es cierto que son muchos los políticos que acreditan titulaciones universitarias y que además tienen profesiones y empleos a los que pueden regresar después de cumplida su etapa en la política; pero existen otros, y cada vez son más, que únicamente pueden adornar su curriculum por haber cursado “algunos estudios” o haber trabajado en la propia estructura de su partido, pero sin haber experimentado el mercado laboral ni haber cotizado, o bien haberlo hecho hace demasiado tiempo y no poder volver a ellos.


martes, 15 de agosto de 2017

Protagonistas de la Transición: Alberto Asuar

Con 83 años, Alberto Asuar Ramírez, sigue siendo uno de los referentes del Partido Comunista de España, PCE, en Extremadura. Es el menor de diez hermanos y mantuvo su oficio como artesano marmolista, desde que empezó a trabajar, con tan solo 13 años, hasta su jubilación. Formó parte, como número dos, en la lista electoral del PCE por la provincia de Badajoz en las primeras elecciones democráticas tras la dictadura.  Participó activamente en el proceso autonómico extremeño que se inició tras la aprobación de la Constitución, fue también Diputado Autonómico en la Asamblea de Extremadura en la tercera legislatura y ha estado doce años presente en la política municipal como Teniente de Alcalde y Concejal en Almendralejo. 


Político sensato y sin extremismos, tiene claro a lo que debe aspirar la sociedad y las formas para conseguirlo. Hizo lo que tuvo que hacer en el momento en que le tocó vivir y, si volviese a nacer, lo volvería a hacer. Hijo y padre de simpatizantes y hermano de militantes comunistas que les sirvieron de guía en su lucha por un cambio social justo y democrático en la España de la dictadura franquista.
Aspira a seguir siendo querido por sus hijos y que se le recuerde simplemente por lo que es: luchador por las libertades democráticas que, con errores y aciertos, hizo que lo creía de justicia.
ALBERTO ASUAR RAMIREZ, es artesano marmolista, trabajador y militante comunista desde hace setenta años. Habla con humildad y lucidez. La política le ha quitado tiempo y dado preocupaciones y problemas, pero cumplió siempre con sus creencias. En 1977, con ocasión de las primeras elecciones democráticas en España, formó parte, como número dos, de la candidatura del Partido Comunista de España, PCE, por la provincia de Badajoz.
Comunista y empresario, ¿no es una contradicción?
Bueno, yo no soy empresario, es mi hijo. He sido un artesano que ha trabajado siempre. Indudablemente no he tenido a nadie por encima de mi, siempre que he podido. Ahora es mi hijo Alberto quien lleva la empresa de mármoles. Yo empecé a trabajar en el año 1947, con mi hermano Juan, de quien era la empresa. Yo tenía 13 años. Trabajaba por el día y por la noche iba a la Escuela de Artes y Oficios a estudiar cuestiones de dibujo, de talla y de cosas de esas.
¿Qué es la política? ¿Se es político siempre?
He peleado mucho dentro de la política a favor del comunismo y sigo pensando que hay que intentar ser comunista, pero comunista siempre en relación con lo que piensa la gente, no con la ideología del poder. Mucha gente confunde el comunismo. El comunismo se puede confundir también porque hubo datos claramente negativos pero en su mayoría era una posición ideológica para que la sociedad cambiara y cambiara a mejor. Y por ese objetivo he peleado todo lo que he podido. Con buena gente, con buenos amigos. Tengo ahí amigos como José María Coronas y otros muchos que han sido grandes amigos. Montones de ellos.
Yo creo que se lleva la política dentro, aunque la tengas dormida y sepas que es otra gente la que tiene que trabajar. Otra gente más jóven que tiene que seguir los pasos, como yo seguí los pasos de alguna gente que para mi eran ídolos. Ahora tengo una actividad política pasiva en la que asisto a las reuniones y a las cosas que me llaman y que me invitan e insisten en que vaya para apoyar.
¿Cómo se va formando en ti la vocación y el interés por la política?
Desde muy jóven. Era yo un muchacho y mi hermano Félix, 20 años mayor que yo, estaba preso por ser del PCE. Lo dejaron salir porque tenía una peritonitis y creían que se iba a morir. Salío, la superó y siguió peleando hasta que murió a los 90 años.
A partir de los años setenta hubo una serie de gente muy valiosa, como Santiago Carrillo y empezamos a luchar por toda España. También luego con Gerardo Iglesias y Julio Anguita he peleado por Extremadura y por toda España. Hemos estado en muchos sitios. Estuvimos en Badajoz, en Mérida y en doscientos mil sitios más y también estuvimos presentes en todas las batallas que se han ido acumulando.

viernes, 4 de agosto de 2017

Alberto Astorga, nominado a "Napolitan Victory Awards 2017"

Quiero compartir con todos vosotros, lectores, clientes, amigos y compañeros de muchos proyectos, una noticia que desde hace pocos días ya es pública y que, con humildad, me llena de satisfacción, alegría, orgullo y también de responsabilidad.



The Washington Academy of Political Arts and Sciences (WAPAS) acaba de dar a conocer los nominados a los premios "Napolitan Victory Awards 2017". Entre los nominados al Mejor Blog Político del Año se encuentra, por segundo año consecutivo, el blog de Alberto Astorga, www.visioncoach.es. Si en 2016 fue este blog, www.albertoastorga.es, con el que fue nominado, este años contamos con una web con más contenidos, más profesionalizada y mejor diseñada que se actualiza periodicamente con entrevistas y artículos.

Estar nuevamente nominado en 2017 significa recibir el respaldo y el reconocimiento de los profesionales y expertos que integran la Academia. Como decía Albert Camus, "hasta que una persona no ha sido vista y bendecida por otra persona, no existe todavía plenamente". La decisión de WAPAS supone haber sido "visto" y "bendecido" por un exquisito elenco de profesionales de la consultoría política que dan valor de forma explícita y pública a una labor en la que vamos siendo considerados como una referencia a tener en cuenta.

Leer más >>>



miércoles, 26 de julio de 2017

¿Cómo nos manipulan en política?

En el año 64 de nuestra era, Quinto Tulio Cicerón, con ocasión de que su hermano Marco aspirase al consulado de Roma, -la magistratura más importante de la República-, le remite una extensa misiva sobre "lo que día y noche acudía a mi mente cuando pensaba en tu candidatura".

Aquellas reflexiones, que ya no eran nada nuevo entonces, se convirtieron, dos mil años después, en un vigente breviario de lo que debería ser una campaña electoral. Giulio Andreotti lo describiría como "extraordinariamente interesante, no solo como documento histórico y literario, sino también por una especie de imprevisible actualidad en los hechos que describe".


Efectivamente, el pequeño de los Cicerón, pasa revista a las argucias que debieran servir a su hermano Marco para poder ganar, como efectivamente hizo, el favor de los electores. En la actualidad, pese a la vigencia de sus principios básicos, ha sido mejorado, sino complementado, por las actuales técnicas de marketing.

A no ser que seamos militantes, que tengamos un enorme interés por la política o que la vivamos activamente por la razón que sea, todos somos susceptibles de ser convencidos alguna vez de algo que, en principio, no estábamos dispuestos a admitir. Sin embargo, lo hicimos. Aceptamos. Pero, ¿por qué? ¿Qué técnicas ponen en marcha los partidos, los candidatos, para conseguir influir sobre los electores y conseguir su voto?

Leer más >>>

miércoles, 12 de julio de 2017

Protagonistas de la Transición: Enrique Sánchez de León

La Transición democrática en España se inició con la disolución de las Cortes franquistas, previa aprobación de la Ley para la Reforma Política votada en las mismas y su posterior referendum. Llama la atención de que fueran las propias Cortes franquistas quienes, de forma mayoritaria -435 de los 531 Procuradores-, votaran a favor de la Ley y decidieran así acabar con el franquismo. Los Procuradores en Cortes, con responsabilidad histórica, facilitaron el difícil tránsito de nuestra sociedad a un sistema democrático que abría nuevas vías de convivencia entre los españoles.

Uno de los protagonistas de aquellos acontecimientos es Enrique Sánchez de León Pérez, cabeza de lista de Badajoz por Unión de Centro Democrático, UCD, en las elecciones que se celebraron en 1977. Su carácter aperturista y dialogante, su juventud y su vocación democrática le permitieron vivir, en primera línea, los cambios que emprendía España, y siempre defendiendo posiciones ideológicas de centro.

Hemos tenido la satisfacción de disponer de su visión de España en aquellos momentos y de comentar la situación actual de nuestra política. Sus comentarios sería una excelente base para iniciar un interesante debate en cualquier foro.




Enrique Sánchez de León Pérez, es licenciado en derecho, pertenece al Cuerpo Superior de Inspectores de Trabajo y Seguridad Social y dirige el despacho Sánchez de León Abogados. Como líder del partido regionalista Acción Regional Extremeña, AREX, se integró en la Unión de Centro Democrático, UCD, de Adolfo Suárez.

En 1977, con ocasión de las primeras elecciones democráticas en España, encabezó la candidatura de UCD por la provincia de Badajoz, resultado elegido.

Ante todo, Extremeño. Habla con serenidad y con solvencia. Tiene en su mochila experiencias que han forjado una personalidad que es referencia política tanto en "la corte" como en su tierra, que no es fácil. Regionalista, centrista y con criterio, cualidades que le sirvieron para pasar de puestos técnicos de alta responsabilidad a cargos políticos con capacidad de construir realidades. Cualidades que, junto a la madurez, todavía le sirven para ser oído y escuchado.

En 1977 funda Acción Regional Extremeña, AREX, como "partido demócrata y social de actitud progresista y reivindicativa para la promoción integral de Extremadura". La posterior incorporación de AREX a UCD, como proyecto político de centro, junto con Adolfo Suárez, le permitió encabezar la lista por Badajoz en las elecciones generales de 1977 y ser elegido como Diputado en el Congreso.

Fue nombrado Ministro de Sanidad y Seguridad Social y sigue siendo un político de referencia en Extremadura. Tras la desaparición de UCD, permaneción en posiciones de centro, formando parte del Centro Democrático y Social, CDS. Compaginó su actividad política con la creación y dirección de un bufete profesional que ha ido consolidando su prestigio en el sector, Sánchez de León Abogados.


¿Cómo describiría la España que ejercía la democracia en 1977?

Con tres características fundamentales: una, confusa, por no saber ni siquiera por dónde iba a ir su futuro, lo que iba a suceder a la muerte política de Franco; dos, miedosa, porque esa propia indeterminación producía inquietud y recordatorio de la aun reciente guerra civil española, cuyos odios, aun soterrados, estaban en su seno; y tres y en último lugar, enteriza, con una insospechada fortaleza social.

Los caminos para la evolución tenían, como se ha repetido infinidad de veces, tres vías: la conservación, la reforma o la ruptura. Naturalmente, la derecha eligió la lealtad al Caudillo; la reforma, el encauzamiento desde el centro; y la izquierda, principalmente, el marxismo-leninismo. Así se planteaba la transición sociológica, que fue un largo proceso en el tardo-franquismo, que puede situarse entre 1970 y 1975.


¿Hemos ganado algo como sociedad en estos cuarenta años de democracia? ¿Qué hemos perdido? ¿Cree que se puede echar algo de menos?

Hemos ganado la democracia y hemos comprobado que vivir participativamente es una dura tarea que solo pueden aporta las sociedades desarrolladas.
...

Para seguir leyendo... leer más>>

sábado, 8 de julio de 2017

Protagonistas de la Transición: Tomás Martín Tamayo

La Transición a la democracia en España, uno de cuyos primeros pasos fueron las primeras elecciones democráticas de 1977, se construyó sobre hombros de gigantes. Ciudadanos que dieron el paso de servicio para construir un sistema de convivencia que rompiese con una dictadura caduca e instaurase en España un espacio de libertades civiles que ninguno sabía cómo podría terminar. Dar el paso de presentarse a una elecciones libres y democráticas, encabezar una candidatura, era hace 40 años algo más que "significarse". Era poner nombre y rostro a opciones políticas en nuestros pueblos y ciudades y poner en juego el prestigio personal en una causa de incierto final.

Para rendir homenaje a aquellos protagonistas que se embarcaron en la aventura de la democracia y que llevaron a buen fin al conjunto de nuestra sociedad, hemos querido mirar hacia atrás y ver el camino recorrido con Tomás Martín Tamayo, cabeza de lista por Badajoz de Alianza Socialista Democrática - Centro Izquierda, ASDCI, en las primeras elecciones democráticas el 15 de junio de 1977.



Tomás Martín Tamayo, es maestro, escritor de éxito, político mientras viva y luchador en todos los agravios que Extremadura padece. Habla siempre claro porque nunca le ha debido nada a nadie. En 1977, con ocasión de las primeras elecciones democráticas en España, encabezó la candidatura de Alianza Socialista Democrática - Centro Izquierda, ASDCI, por la provincia de Badajoz.

Dejó la política de primera línea en 2011, tras treinta y cinco años en ella. Fue Consejero de Cultura, Educación y Juventud de la Junta de Extremadura. Cofundador de Centro Democrático y Social, CDS, junto a Adolfo Suárez. Diputado autonómico por CDS en 1991 y en dos legislaturas más, en 2003 y 2007, como independiente.

Pionero del regionalismo en Extremadura, en 1992, al desaparecer CDS, fundó Convergencia Regional de Extremadura, CREX, que formaría parte posteriormente de Coalición Extremeña.

Además de excelente político, y sido y es reconocido por su labor literaria, en la que, además de sus catorce títulos anteriores, añade y destaca El enigma de Poncio Pilatos, editado por Planeta, y El secreto del agua, publicado por la Diputación de Badajoz. Es también columnista habitual el el Diario regional HOY y autor del blog Cuentos del día a día.


¿Cómo describiría la España que ejercía la democracia en 1977?

Era una España entre perpleja, confusa, esperanzada y alucinada porque acabábamos de salir del cascarón y no conocíamos el camino a seguir. Por una parte estaba la tendencia al proteccionismo que habíamos perdido y por la otra la posibilidad de afrontar retos que ignorábamos y para los que carecíamos de manual de instrucciones.

¿Hemos ganado algo como sociedad en estos cuarenta años de democracia? ¿Qué hemos perdido? ¿Cree que se puede echar algo de menos?

Creo que el saldo es netamente positivo a favor del cambio y la evolución. Todos hemos crecido y todos hemos desarraigado visiones y tendencias que hoy nos parecen del paleolítico. Cuando se abren las puertas no se pueden dejar entreabiertas y son muchas las cosas que se fueron, creo que para siempre. El respeto, la solidaridad, la garantía de que no se pasarían ciertos límites...

Para seguir leyendo.... leer más>>

martes, 20 de junio de 2017

La fontanería política


Mucho se habla, aunque no sea abiertamente, de la fontanería en las organizaciones, de las que la ‘fontanería política’ sería paradigmática de funcionamiento para el resto. Pero aunque no se detalle qué es y en qué consiste y solo se hagan someras y genéricas referencias sobre ella, todos sabemos que está ahí, que funciona y que sirve para tomar decisiones concretas, orientar la acción de las organizaciones y servir tanto a la organización interna como a sus relaciones externas. La ‘fontanería política’ no es un mito, sino una realidad presente en todos los partidos políticos y en toda organización.

Sin embargo, el público tiene la imagen de que se trata de una actividad oscura y, por extensión, sucia. Una actividad que gestiona apaños y manejos espurios que, para su buen término, no pueden salir a la luz mientras se están fraguando. La percepción ciudadana lo considera, a priori, como un concepto peyorativo.



Poco han ayudado películas como Wag the Dog, que ya en 1997 de la mano de su director Barry Levinson se refleja el funcionamiento del poder para ocultar noticias incómodas quitándolas de las primeras páginas y que se hable de otras cuestiones más “importantes”. Además, series televisivas más recientes como House of Cards, popularizan las oscuras maniobras políticas destacando las labores de fontanería para alcanzar el poder y mantenerlo.

Sin embargo, llama la atención que, pese a la familiaridad con que utilizamos el término, los buscadores de internet –he estado buscando “fontanería política” y son verdaderamente escasos los resultados que expliquen el concepto- facilitan pocas referencias que en nada aclaran su funcionamiento. Se habla de los “fontaneros de La Moncloa”; se ve la mano de la “fontanería” política en distintos ámbitos, se reconoce la validez del necesario “trabajo de fontanería previo” o califican como “fontanero político” a personajes secundarios de los que se sospecha realizan “algo más” que la denominación del puesto que desempeñan. Tampoco he logrado una bibliografía consistente sobre estudios que analicen el concepto. Apenas algún artículo de opinión en el que asoma nuestro concepto relacionándolo con los límites de la transparencia [1].

Pero la existencia de la “fontanería” en las organizaciones y también en los partidos políticos tiene su justificación, pues todos somos conscientes de que determinadas negociaciones no hubieran sido exitosas si hubieran sido retransmitidas en directo y que, precisamente otras, por haber sido públicas, han finalizado en fracaso al provocar que sus protagonistas radicalizasen sus posturas o que intervinieran terceras personas que nada tenían, en principio, que ver con el asunto pero que lo intoxican y condicionan. Una exigencia de transparencia total puede paralizar la acción de las organizaciones e, incluso, conducirlas al fracaso.

Hablar de fontanería en política es hacer referencia a los entresijos que muchas veces se realizan de forma discreta, o incluso oculta, para garantizar el buen fin de lo que se tenga por objetivo. Para que un aparato político desempeñe su actividad con eficacia es necesario que cuente en su engranaje organizativo con un buen equipo de fontanería política, que sepa negociar y que lo haga con discreción[2].

En sentido figurado, un fontanero político es la persona que está especializada en el funcionamiento de aquellas cañerías por donde circula el poder. Unas veces trabajará con la red ‘potable’ mientras que en otras se tendrá que dedicar a la red del agua residual para tratarla o depurarla con garantías. La dedicación al mantenimiento y a la reparación de toda esta red de tuberías que acompaña al poder, es lo que se ha venido en llamar ‘fontanería política’.

Analizando la actividad pública de los partidos y organizaciones podemos detectar dónde han tenido lugar actividades de fontanería, aunque difícilmente llegaremos a saber con seguridad si han sido necesarios trabajos en la red de abastecimiento, en la de residuales o en ambas.

Que Pedro Sánchez llegue a un Congreso Federal colocando a ciertas personas en ciertas áreas de responsabilidad, es un resultado que ha necesitado trabajos de fontanería política, pues ha de “casar” intereses y vetos en beneficio de la organización. Hacer una lista electoral; decidir un posicionamiento concreto; nombrar un cargo de responsabilidad; renovar la estructura organizativa en sus distintos niveles; incorporar una medida u otra en un programa, en un manifiesto o en una declaración; establecer con los medios de comunicación el momento en que una noticia se publique; acordar los mecanismos de financiación propios, posicionarse, o no, con o frente a otros partidos u organizaciones sociales sobre una cuestión o un problema y su solución así como los pactos electorales o de gobierno, son también actividades donde la fontanería política actúa.

Y es cierto que algunas veces, los procedimientos seguidos no han sido ‘elegantes’ ni han guardado las mínimas formas que se podría esperar. Muchos procedimientos tradicionales de negociación, mediación o ‘fontanería’, están llamados a desaparecer, pues sus actores saben, o ya deberían saber, que muchas cosas terminarán por conocerse. Todos deseamos que la transparencia sea el principio básico, pero, no nos engañemos, en la política, como en otras tantas actividades humanas, sigue siendo necesaria la distinción entre escenarios y bastidores. Pero en beneficio de la propia política, de las organizaciones en cualquiera ámbito y de la necesaria transparencia, hay que cuidar que aquello que se gestiona entre bastidores pueda ser posteriormente visto a la luz.

Los llamados fontaneros, que no son más que profesionales de la negociación y de la intermediación, deben actuar, y están obligados a ello, con honradez, sinceridad y valores éticos. Por ello, la legalidad, la legitimidad y la limpieza en los distintos trabajos de fontanería, no deben nunca vulnerar los valores de la sociedad en la que desarrolla su actividad, pues será esa sociedad quién, si llega el momento, deberá juzgar sobre ella.


[1] INNERARITY, DANIEL, Los límites de la transparencia. Tribuna El País, 22 de febrero de 2011. 
[2] ASTORGA, A. Los aparatos de los partidos y otras organizaciones. Abril, 2017. http://visioncoach.es/2017/04/26/los-aparatos-de-los-partidos-y-de-otras-organizaciones/

sábado, 17 de junio de 2017

El reto de la polio


Durante la 41ª Asamblea Mundial de la Salud, celebrada en mayo de 1988, la Organización Mundial de la Salud y los estados miembros se comprometieron a erradicar la poliomelitis en el mundo, lo que dio inicio a la Iniciativa Mundial de Erradicación de la Poliomelitis.

Esta iniciativa involucró a gobiernos nacionales, OMS, UNICEF, ROTARY INTERNATIONAL, a través de su Rotary Foundation, y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. Se han ido uniendo a esta iniciativa fundaciones como la Fundación Bill y Melinda Gates, siendo ahora piezas clave de este programa de erradicación. Por otro lado, organismos como la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional y el Banco Mundial se encargaron del patrocinio de la campaña y también se incluyeron la ONU, la Comisión Europea, las sociedades nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y Aventis Pasteur, entre otras.

Desde entonces, la campaña internacional ha logrado reducir los cientos de miles de casos que se producían en 1988 a 291 casos registrados en 2012. Sin embargo, en 2012 se produjo una “emergencia de salud pública de interés internacional” ante el rebrote de la enfermedad. Se detectó en Afganistán, Guinea Ecuatorial, Etiopía, Irak, Israel, Somalia, Nigeria, Pakistán, Camerún y Siria. Tras está emergencia y los trabajos que conllevó, ya en 2016 solo tres países se consideraron endémicos: Pakistán, Afganistán y Nigeria.

La poliomelitis es una enfermedad viral que afecta mayoritariamente a los menores de cinco años. Una de cada doscientas infecciones produce parálisis permanente, generalmente en las piernas, y entre un 5 y 10% de enfermos fallecen a causa de la parálisis de los músculos respiratorios.

La erradicación exitosa de la polio representaría la tercera ocasión en la que algo así sucede, tras la viruela y la peste bovina.

Como cada año, el Rotary Club de Badajoz organiza, dentro de su permanente colaboración para terminar con la enfermedad de la polio en el mundo, “La comida más grande del mundo para la erradicación de la polio”.

En esta ocasión, y además de los comensales que participaron en la velada, se contó con la contribución desinteresada de patrocinadores que quisieron poner su colaboración y compromiso en la lucha contra esta grave enfermedad.

VISIONCOACH tiene el compromiso de erradicar la poliomelitis a nivel mundial y es por ello que fue uno de los patrocinadores del evento, colaborando económicamente con el Rotary Club de Badajoz y Rotary International para la financiación del programa de erradicación. 
 
Queremos mostrar nuestro orgullo y satisfacción por haber podido empujar un poquito, en un reto que ha conseguido tantos avances y tan buenos resultados en las últimas tres décadas. Y agradecer a  Rotary Club de Badajoz, la acogida recibida.

A pesar de los progresos obtenidos,  si no se consigue erradicar por completo esta enfermedad con alto riesgo de contagio, dentro de diez años podría volver a resurgir. Por ello es importante hacer un último esfuerzo que permita culminar las vacunaciones. Las iniciativas encaminadas a llegar a los niños no vacunados se ven a menudo frenadas por los riesgos en materia de seguridad y por barreras geográficas y culturales.


martes, 6 de junio de 2017

La identidad del político

Una reflexión sobre lo importante que es definir y reflexionar uno mismo sobre su propia identidad y mucho más entre aquellos que tienen en sus manos los designios de más personas a las que representan y sobre las que deben actuar con responsabilidad. La identidad de toda persona viene definida por el momento y el lugar que ocupa en el mundo, esto es, dónde y cuándo está. Cuál es el entorno en el que desarrolla su actividad y su vida, con quiénes se relaciona en ese lugar y ese momento. También tiene mucho que decir lo que hace. Las reacciones a ese entorno y a ese tiempo. Sus capacidades y habilidades en aplicar ese comportamiento. Y sus creencias y valores, que vendrán condicionados por su familia, amigos, educación, formación, vivencias, experiencias, fracasos y logros alcanzados. Todo ello define una identidad propia, única e irrepetible.


Desde el ejercicio  de cualquier actividad, el ser humano tiene la responsabilidad de trabajar por un mundo al que las personas deseen pertenecer. Esa es la finalidad última a la que deberíamos aspirar todos, más aun cuando se desempeña una posición de representación política.
Si entendemos la política como una actividad de intervención o intermediación en las discrepancias de los ciudadanos y un sistema válido y exitoso con el que conseguir el bienestar de una comunidad, puede extenderse el concepto a aquellos que ostentan representación no ya estrictamente de lo que conocemos como “política”, sino también sindical, la actividad en las organizaciones empresariales, en colegios profesionales, asociaciones y organizaciones no gubernamentales o de cualquier tipo. Es la política tomada en su sentido más amplio posible. La política como una actividad que canaliza la vida ciudadana al objetivo del bienestar social y de la convivencia pacífica.

viernes, 5 de mayo de 2017

Entrevista en valores a José Enrique Pardo, Director de COPE Extremadura

José Enrique Pardo Soto, es periodista y Director de COPE Extremadura.
Entusiasta de su profesión y vocación y, sobre todo, de Extremadura, por la que siente pasión y respeto. Nacido en Oliva de la Frontera, José Enrique Pardo hace bueno el aforismo de que “quien ama su trabajo, no trabaja nunca”. En su conversación transciende saberse en el mejor lugar del mundo, acompañado por quienes le hacen feliz y haciendo lo que le apasiona.
Inconformista. No ceja nunca de reclamar que Extremadura sea recompensada por sus muchos años de olvido, que se dé a sus gentes el trato que les corresponde y que el progreso por venir les facilite una vida mejor.
Imposible arrancar de él la piel de periodista, intenta siempre reconvertir su posición de entrevistado en entrevistador. Es curioso. Riguroso. Pregunta. Lo cuestiona todo y quiere entenderlo todo. Tiene tanto sentido común como crítico. Hacer esta entrevista le ha supuesto salir brevemente de su vertiginosa tarea diaria y mirarse a sí mismo, por dentro, ejercicio en el que han aflorado múltiples emociones.




Las raíces de cada persona arrancan en su casa, en su familia, en su colegio. ¿Qué recuerdos tienes de tu primera infancia? ¿Qué valores se vivían en tu familia?
Yo siempre cuento que la banda sonora de mi primera infancia es la retahíla del rosario que mis abuelos rezaban todas las noches en la habitación contigua a la que compartíamos mi hermano pequeño y yo. A los oídos de unos niños como nosotros aquello era algo bastante aburrido que, sin embargo, nos hacía sentirnos tremendamente protegidos.

miércoles, 26 de abril de 2017

Los aparatos de los partidos y de otras organizaciones.

Analizamos el funcionamiento de los aparatos que controlan la vida de los partidos políticos y de otras organizaciones. Aunque hagamos una crítica severa de su falta de democracia, su funcionamiento es similar a los de las organizaciones sindicales, colegios profesionales, organismos colegiados, organizaciones no gubernamentales y asociaciones de cualquier tipo. Allí donde hay un "aparato" existen unas prácticas comunes que queremos desvelar. Espero que nadie se rasgue las vestiduras.



Cuando en noviembre se constituyó el nuevo gobierno de España, la tormentosa normalidad política retomó las posiciones a las que nos tenía acostumbrados,  iniciándose las convocatorias y celebraciones de los distintos congresos de los partidos políticos en todos sus ámbitos territoriales, acompañados en numerosos casos con la celebración de primarias.
La maquinaria electoral ha estado funcionando a pleno rendimiento desde 2015. Tras las elecciones en Andalucía y las municipales y autonómicas de 2015, se celebraron también las elecciones legislativas autonómicas en Galicia, Euskadi y Cataluña, además de dos elecciones generales y casi unas terceras. Han sido ocho procesos electorales distintos que han mantenido en constante tensión y cambio a las organizaciones. Se han desgastado, ha habido movimientos internos derivados tanto de los procesos electorales como de los nombramientos y ceses de cargos públicos posteriores y se han producido desequilibrios de poder que hay que restaurar.

lunes, 27 de marzo de 2017

El valor de los silencios

El silencio tiene un potencial comunicativo que despreciamos. La palabra por si misma, solo supone un pequeño porcentaje de la comunicación, Existen factores muchos más relevantes para una comunicación efectiva y fluida. El tono, el volumen, la velocidad de la palabra es una de ellas. Pero sobre todo la comunicación no verbal. Los silencios podría estar en uno de estos dos factores y, según el ámbito en que se utilice puede ser demoledora o halagadora.

Hacemos estas reflexiones en la seguridad que descubrirás el significado de algunos de tus silencios o de algún otro que hayas "escuchado".




Conversar es el ejercicio básico de la comunicación. En ese sencillo acto se produce un gran número de fenómenos en los individuos entre los que se desarrolla la conversación. Sin conciencia de ello, afloran experiencias pasadas; expectativas del resultado a obtener; su presente y su futuro; sus necesidades y motivaciones; temores o efusiones de las posibles consecuencias de una acción o de un suceso anterior; surgen las emociones y muchas más variables que se encuadran, como un todo, en el contexto en que se produce el encuentro.
Normalmente en una conversación se habla, se intercambia información. En la comunicación, el impacto de las palabras supone tan solo un 7% del mensaje, el 38% es el sonido, el tono y la inflexión de la voz. El resto, nada más y nada menos que el 55%, son los gestos, los movimientos del cuerpo y del rostro.

jueves, 16 de marzo de 2017

La importancia de la coherencia

A lo largo de la vida se observa cómo es importante mantener la coherencia siempre. La coherencia se entiende como el hilo conductor que une la que se piensa, se dice y se hace. Si existe un equilibrio y una constante en esos tres pasos habremos logrado nuestra propia coherencia.
No es algo constante y que se mantenga. No tenemos por qué ser siempre coherentes, sino que también nos podemos permitir algún punto de locura o de inconsistencia.

Unas reflexiones que también he extendido al concepto de coherencia con la que trabaja Rotary Internacional, organización a la que pertenezco desde el Rotary Club de Badajoz. Se trata de la Prueba Cuádruple, una tradición en Rotary que no pierde vigencia.



Pensamos muchas cosas, pues miles son los pensamientos que nos acompañan a lo largo del día. Decimos algunas otras, afortunadamente no tantas como las que pensamos, pero muchas. Y ponemos en práctica solo unas pocas, una mínima parte. En ese proceso de puesta en marcha, lo importante es que, entre lo que pensamos, decimos y hacemos, exista una mínima coherencia que dé valor a la actividad que se desarrolla.
Ser coherente es un valor difícil de alcanzar y sujeto siempre a cada acción que se realiza. La importante es siempre la acción última, porque será la que se utilice para desdeñar un impecable recorrido. Nadie está exento de caer alguna vez en la incoherencia, o incluso cualquier persona, muchas veces en su vida, puede hacerlo. Séneca anunciaba al respecto que “no pretendo que el sabio deba caminar siempre al mismo paso, sino por la misma ruta”, lo que interpreto como que “ya que no podemos ser coherentes siempre y de forma constante, al menos, tenemos que ser conscientes de ello e intentarlo”.

lunes, 6 de marzo de 2017

Entrevista a Marco Sánchez Becerra, empresario y luchador contra la ELA

Marco Antonio Sánchez Becerra, es empresario y, sobre todo, persona. Y con ambas capacidades afrontar ahora el reto que supone padecer una enfermedad rara como la ELA.
Conversador que convierte la tertulia en un momento especial. Entrañable, amistoso y optimista. Sintoniza con facilidad gracias a su gran capacidad de escucha y empatía. Es empresario, pero no por eso olvida su responsabilidad social con su equipo, con su gente, con sus clientes ni con sus alumnos, a los que gusta escuchar. Comprometido en tareas sociales, solidarias y también deportivas, disfruta aportando algo de sí a los demás. Y siempre gana. Recibimos su visita en el Foro Vision Rotary del Rotary Club Badajoz.




1. ¿Qué recuerdos guardas de la infancia y la adolescencia en tu casa? ¿qué valores se vivían?
El recuerdo de mi primera infancia es formar parte de una familia numerosa, en un pueblo de Tierra de Barros, Solana, con abuelos, primos y tios cercanos, con la calle como única “red social, donde jugábamos a todas horas sin aparente control.
Recuerdo que nuestro traslado a Badajoz, con apenas 11 añitos, llevó aparejada la decisión de que fuera elegido entre mis hermanos para ir a estudiar a la Universidad Laboral de Cheste, en Valencia. Era mucha la distancia que me separaba de mis seres queridos y de mi pueblo, y del de mi padre, Jarandilla de la Vera, en donde, verano  tras verano, revivía experiencias fantásticas en un entorno familiar y paisajístico inmejorable.
Del periodo de Cheste recuerdo que me aportó habilidades emprendedoras de una gran utilidad y a las que estoy sinceramente agradecido.
El crisol de mis valores son pueblo, familia, amigos, solidaridad, las ganas de ser felices y divertidos, no nos saltábamos ninguna festividad. No tengo sino ¡una sonrisa por tantos agradecimientos!