miércoles, 30 de marzo de 2016

Pablo Iglesias, el pagafantas


Por fin Pablo Iglesias ha conseguido su anhelo. Pasear por Madrid en compañía de Pedro Sánchez. Ha sido hoy, tras encontrarse casualmente en la entrada del Congreso de los Diputados. Antes Pablo le ha hecho entrega de un libro dedicado. Después de eso, ambos se han ido, paseando, charlando de forma distendida, por la Carrera de San Jerónimo. Oh, amor.

“Siempre es bueno empezar por lo que nos une” es la dedicatoria que Pablo Iglesias, hace ya tiempo rechazado en sus pretensiones por Pedro Sánchez, ha escrito en el obsequio. Baloncesto, les une el baloncesto. El libro en cuestión es la Historia del baloncesto en España, de Carlos Jiménez, recientemente presentado en público y al que esta circunstancia lo convertirá, sin duda, en best seller. La esperanza es alcanzar el cielo empezando por el baloncesto. Del baloncesto al cielo. Al cielo de La Moncloa.

La dedicatoria, dada a conocer por el propio Pablo Iglesias a través de su cuenta en twitter, pone de relieve las ganas con que Podemos afronta estos encuentros y su voluntad política de empezar desde cero unas negociaciones nunca empezadas que pudieran llevar al gobierno bien a él mismo o a sus peones, bien a todos ellos.

Desde el 20 de diciembre, Pedro se ha concentrado en lo único que ahora le es de interés: alcanzar la Presidencia del Gobierno. Para haber obtenido un resultado tan malo como el cosechado durante las elecciones del 20D, los logros que ha obtenido no son despreciables. La matemática de los resultados le ha convertido en la salsa de cualquier plato. Las malas cartas con las que hábilmente juega le han permitido, sin embargo, obtener el encargo real de formar gobierno, una alianza con quienes deberían estar más cerca del PP que del PSOE, colocar -contra todo pronóstico- a Patxi Lopez como Presidente del Congreso y superar lo que supone no obtener la investidura presidencial. Y todo ello, además, con los obstáculos de tener constantemente a Susana Díaz respirando tras el cogote.

Y ahí sigue. Ahora paseando con Pablo Iglesias. Dejándose ver y fotografía con quien quiere ser su vicepresidente. Pero nuestro protagonista de hoy es Pablo, Pablo “El burlón”.

Pablo quiere ser esa “sonrisa del destino” que ilumine la presidencia de Sánchez. Quiere que se les fotografíe juntos, reunirse y pasear. Intercambiando proyectos y haciendo público una relación íntima y duradera. Pablo le reclama cariño y consideración personal desde la tribuna de oradores. Pablo espera siempre. Aunque para entretenerse purgue su partido y defenestre a diestro y siniestro, Pablo espera.

Hoy tiene la oportunidad de encontrarse con Sánchez, aunque para eso tengo que pagar la fanta, regalar el libro o invitar a café. Lo que sea. Pero difícil lo tiene. Las lunas de miel refuerzan la pareja y, por eso, Pedro Sánchez piensa más en Albert Rivera.

Este encuentro de hoy es para Sánchez un trámite. Un “bienquede” necesario que le fortalece aun más como líder de su partido. Un objetivo que no es secundario, sino lo que hoy por hoy, es lo mejor que ha conseguido. Y Pablo, pagando las fantas. Y las fantas son de color naranja.

lunes, 28 de marzo de 2016

Extremadura: Presupuestos en primavera

En la fecha en que estamos es tradicional referirse a la semana de pasión como aquella en la que, en el ámbito de que se trate, se produce un gran sufrimiento y padecimiento hasta llegar a una meta concreta. Una meta costosa y heroica que se alcanza gracias a la tenacidad, compromiso y motivación de sus protagonistas.

Pero en la política regional, la pasión pasó y el presupuesto todavía está ahí, en el limbo de los nonatos esperando ver la luz. Hoy lunes, precisamente, empieza el capítulo final que nos llevará, si no hay sorpresas, a su aprobación definitiva. Y será en el escenario regional de la política, nuestra Asamblea de Extremadura.

Hay 496 enmiendas parciales que deben primero pasar el generoso filtro de la Comisión de Hacienda para poderlas presentar y debatir en el Pleno que tendrá lugar el jueves 31. Un acto político en el que, sin duda, cada Grupo Parlamentario aprovechará para vender su producto, no ya al resto de grupos, donde el pescado está ya vendido y saben quién y cuándo compra, sino a la ciudadanía en su conjunto.

El PP ha presentado 373 enmiendas que tocan todos los palos posibles y les garantiza el debate en todas las áreas. Ciudadanos, una cifra record para una sola diputada, 85, y con un carácter eminentemente social. El PSOE presenta 38, “para hacer el presupuesto más social si cabe” y, sobre todo, entrar en el debate no solo a la defensiva de quien gobierna, sino al ataque de quien propone. La sorpresa ha sido Podemos que prefiere la oposición a la proposición, pues eso de proponer, no gastar en esto para gastar en aquello, quitar de un sitio para poner en otro, es harto complicado y conflictivo.

Han pasado tres meses desde el inicio del año. Un tiempo en que se ha mantenido a la principal empresa de nuestra región en una fase de hibernación y letargo que afecta seriamente a muchos sectores de nuestra economía y que acrecienta, además, la sensación de incertidumbre e inseguridad, agravada por una política nacional todavía en el aire.

Se hace urgente ya empezar a funcionar y que la economía regional tenga los instrumentos disponibles para poder cumplir con los ciudadanos y con los inversores. Mover, en definitiva, el presupuesto y empezar a gobernar. Ya hemos perdido tres meses y eso obligará, a partir de ahora, a actuar con rapidez. No estamos para perder el tiempo. En abril será primavera. 

Publicado en NuevaExtremadura.es 

martes, 15 de marzo de 2016

Acuerdo estratégico de colaboración entre las consultoras Accesora y VisionCoach


Javier Díaz de la Cuba y Alberto Astorga, Gerente General y Socio Director de las Consultoras de Perú y España, Accesora y VisionCoach respectivamente, han acordado el desarrollo conjunto de un Acuerdo Estratégico de Colaboración entre sus dos entidades

Este Acuerdo, que internacionaliza a ambas consultoras, supone el paso necesario para el inicio de proyectos en común en ambos países, el asesoramiento mutuo y la creación de sinergias en el ámbito de la consultoría y del coaching político y empresarial.

De este modo, Accesora y VisionCoach se convierten en socios estratégicos para llevar a cabo proyectos conjuntos y de mutua colaboración tanto en el ámbito nacional como internacional.

El acuerdo se sustenta en los siguientes puntos:
  1. Fomentar prácticas éticas en la actividad política y empresarial, trasladando esta necesidad a los partidos, las organizaciones, las instituciones, las empresas y al conjunto de la sociedad.
  2. Promover la consolidación democrática, fundamentada en el ejercicio de valores éticos y de participación social y transparencia en la gestión pública, potenciando la participación ciudadana en la misma.
  3. Potenciar la transparencia en la gestión publica, mediante el fomento y la protección del derecho de toda persona a participar y conocer los asuntos públicos.
  4. Fomentar, formar y apoyar a los diferentes agentes sociales para la generación de valor en su actividad y el desarrollo de una conciencia política y de control de sus actividades, tendentes a la creación de una sociedad democrática, participativa, equitativa, solidaria y justa.
  5. Luchar contra la corrupción en todos ámbitos y circunstancias en que se presente, capacitando a los agentes sociales y a la sociedad en general en valores democráticos y de transparencia en la gestión de los asuntos públicos.


viernes, 11 de marzo de 2016

Estacion de Atocha, 11M. Microrrelato.


Cada día la veía en la estación de metro. A la ida y al regreso. Me había acostumbrado a ella, a cruzarnos la mirada y a articular un "hola" sin sonido. Nada más. La llamé Paz porque ese nombre reflejaba las emociones que me provocaba. En cuanto entraba al andén tenía la seguridad de que estaría en aquel banco metálico y frío. 

Hasta hoy. En su lugar había una pequeña vela encendida. Y debajo, un papel doblado. Supe que esa luz era la misma que se había apagado en cada una de mis mañanas. 

Entendimiento necesario

Desde luego que aburridos no estamos, o el que se aburre es porque quiere. Pero si para aburrirse no hay tiempo, el transcurso de los días, y ya van ochenta y dos, produce en el ciudadano el hartazgo y la impaciencia consiguiente. Me recuerda aquellas largas horas de espera en las que el tren se detenía en Monforte de Lemos cuando la familia se dirigía a Lugo a finales de los sesenta. Entonces se decía que la vía estaba ocupada.

El tiempo transcurrido desde las elecciones del 20D ha despejado pocas dudas sobre qué va a sucede en España en las próximas fechas, pues los protagonistas de la obra no se ponen todavía de acuerdo sobre su género, pasando del entremés al melodrama como de la tragedia al sainete.

Y todo sigue tal como estaba. O peor, pues nunca solo con las inercias se ha llegado muy lejos, ni muy rápido. Asistimos a un espectáculo que refleja la situación social en que vivimos en la que el diálogo no se materializa en acuerdos ni en entendimientos. Se acude a las reuniones con el único ánimo de responder, sin atender a los que hablan y, en ocasiones, sin querer escuchar, sin querer entrar en razón y sin entender ni intentar comprender el punto de vista de los demás.

Y aunque no hay expectativa de acuerdo, el paso de los días si ha tenido ciertas consecuencias que sirven para dibujar el panorama. Albert Rivera por fin se ha mojado. Pedro Sánchez es más que antes, sobre todo para los suyos. Pablo Iglesias ve en el caos una charca acogedora y rentable. Mariano Rajoy empieza a ocupar la agenda.

Y eso, ¿a qué nos lleva? De momento, y desgraciadamente, a nada. Después de haber terminado la partida de la fallida investidura, ninguno de los jugadores ha devuelto las cartas. Sánchez incluso insiste en quedarse con las mismas, adueñarse de las tiene el de al lado y pedirle al otro las suyas, para intentar ganar a su bicha particular, Rajoy. Pero ni eso. Después de lo que se dijo en sede parlamentaria, a quién y cómo, las posturas cada vez se alejan más.

“No entiendo de dónde saca Pablo Iglesias tanto odio contra el PSOE”. No sé porqué es odiado ni porqué, a su vez, él odia al PP. Solo sé que esas emociones personales, elevadas a rango de partido, impiden un entendimiento necesario entre quienes tienen la responsabilidad de encauzar un Estado con importantes responsabilidades nacionales e internacionales. Y el tiempo pasa. Y la inercia se termina.

Pedro debería devolver la esencia a un PSOE con cada vez menos sitio. Regresar a aquel PSOE de Felipe González de centro-izquierda moderada y consciente y no seguir los pasos del calamitoso Zapatero. Albert continúa en la senda de si mismo, queriéndose y amándose más que a cualquier otra cosa y circunstancia, único poseedor de la verdad. No oye más. Iglesias quiere más que Pedro. Quiere a cualquier precio llegar a La Moncloa, pero con la suerte de que él no tendría que pagar nada. Que pagaremos los demás. A Mariano se le ha echado el tiempo encima. O no. Debería haber atendido más su casa y sus labores domésticas, para poder atender a la de los demás. Sus méritos se ven oscurecidos por sombras de tormenta.

Lo suyo: barajar de nuevo y repartir cartas. Pero seguir en la misma partida. Tiempo hay. Pero no mucho.